Después de la tempestad

Tempestad

Tuvimos una tempestad que duró dos días. La gente como siempre se olvida que el invierno no ha terminado. Al menos no en Canadá. El mes de abril es medio loco, a veces hace calor y otros días uno se congela.

Hace dos días fue un poco complicado, tanto para los peatones como para los conductores. Hoy está haciendo un bonito día y casi que no se necesita abrigo. Hay que tomar un día a la vez. Para que quejarse del clima si no se puede hacer nada.

¿Es que el invierno terminó? Difícil saber, hasta que no se derrita toda la nieve y que la temperatura no baje más que cero grados, no se puede decir que ya se terminó. La verdadera primavera comienza en mayo y eso depende de la región. En ciertas partes neva hasta mediados de junio.

En Canadá uno siempre está hablando del clima de una manera u otra. No hay otros problemas más importantes. Lo que es una bendición en cierta manera. La tranquilidad es la norma y si uno sale de la ciudad, el silencio aumenta vertiginosamente.

En el campo sí que es cierto que no hay nada que disturbe la tranquilidad de la gente. Aunque el ser humano siempre está buscando algo de que quejarse. El problema en "región" como le dicen los quebequenses al campo, es la falta de trabajo.

Aunque después del año pasado buscan gente en todos lados. Curioso, cuando llegué esta gente no quería contratar extranjeros y ahora no sabe que hacer para encontrar trabajadores. Es una suerte para los nuevos inmigrantes.

Please follow and like us:
error
468

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

s2Member®